Mi primera experiencia fue un recibimiento claro y bien definido, tanto así, que mis ideas e inquietudes de investigación y sus perspectivas fueron atendidas el primer día, logrando entrar en contacto rápidamente con quien sería y quien es ahora mi tutor de tesis doctoral.

Ya en el camino, debo señalar que no ha sido fácil, la exigencia es alta, pero teniendo el apoyo de mi señora y mis hijos por un lado y por otro un tutor extraordinario por su compromiso y su capacidad de discutir y perfeccionar cada día el trabajo, un cuerpo académico de primer nivel a la vanguardia en cada una de sus disciplinas bajo una política de puertas abiertas, infraestructura sobresaliente y todas las capacidades tecnológicas y de información a la mano, es imposible no estar absolutamente motivado y orientado al logro para que este proyecto concluya con la mejor investigación posible.