Resultados del estudio sugieren que es necesaria la urgencia de aplicar medidas de gestión ambiental para la instalación de una estación de monitoreo con representatividad poblacional.

Evaluar los niveles de contaminación atmosférica por material particulado MP 2,5 presente en la ciudad de San Carlos, Región de Ñuble, fue el objetivo del estudio llevado a cabo por Óscar Ortega del programa de postgrado del Magíster en Medio Ambiente, impartido por la Facultad de Ingeniería y Facultad de Ciencias de la Universidad Católica de la Santísima Concepción.

Un estudio que se justifica dado al desconocimiento de información numérica sobre los niveles de material particulado en la zona de estudio y el alza sostenida en el tiempo que ha tenido el consumo de leña para la calefacción domiciliaria, llegando a ser uno de los principales en la zona. La leña es un producto que se comercializa principalmente en el mercado informal, no existiendo fiscalización alguna que, de cuenta de su calidad ni trazabilidad, antecedentes que se suman al aumento de la población, traduciéndose en una evidente capa de humo visible en toda la comuna.

A partir de un medidor de material particulado fino instalado en el sector norponiente en la ciudad de San Carlos -el cual permitió registrar un total de 1.440 mediciones al día- se pudo establecer la información cuantitativa del estudio, de manera de proponer acciones de gestión ambiental, con un enfoque de educación ambiental, buenas prácticas en el uso de los sistemas de calefacción y propuesta de tramitación de un plan de prevención y descontaminación ambiental.

Resultados y proyecciones

Los resultados indican que la ciudad de San Carlos reúne las características para ser identificada como una zona saturada por material particulado fino, lo que hace necesario ejecutar con urgencia acciones de gestión ambiental para la instalación de una estación de monitoreo con representatividad poblacional.

Para el investigador y estudiante del programa Magister en Medio Ambiente Oscar Ortega, “existen muchas ciudades y pueblos del centro sur de Chile con evidencias cualitativas de la contaminación por material particulado fino procedente de la calefacción a leña, no existiendo planes sistemáticos de medición por parte de las autoridades correspondientes. Actualmente, sólo se tienen planes de prevención y descontaminación de ciudades grandes, por lo que se tiene una considerable población expuesta sin tener mediciones reales cuantitativas que permitan desarrollar la gestión ambiental necesaria para mitigar el problema. Es muy importante promover estudios cuantitativos fidedignos que permitan identificar los niveles de contaminación y por ende, evidenciar el riesgo al cual están expuestos los habitantes” recalcó.

Con este estudio, y la actual contingencia de enfermedades respiratorias, acentuadas con enfermedades como la pandemia COVID 19, es posible tomar medidas para el bienestar de la población de la ciudad de San Carlos, y de ciudades similares en Chile.